OPINIÓN: Financiación de Bomberos (II). ¿Qué está pasando?

Fecha: marzo 2010

Imprimir Post Imprimir Post

Nota: algunas de estas reflexiones fueron planteadas en el IX Congreso de los Servicios de   Emergencia de la APTB celebrado en A Coruña en mayo de 2009.

Como continuación a la anterior entrada con el título OPINIÓN: Financiación de Bomberos (I). punto de partida podríamos plantearnos ahora:

¿Qué están haciendo realmente los Servicios en el ámbito de la financiación?

Analizaremos concretamente lo qué se está haciendo en cuanto a Tasas, Contribuciones Especiales (UNESPA) y financiación de empresas privadas.

 Tasas

Existen bastantes servicios cuyas administraciones de referencia tienen establecidas unas tasas en sus ordenanzas fiscales o similares por prestación de servicios de bomberos, pero todavía existen algunos que no las tienen establecidas. Se regulan las actuaciones operativas de intervención ordinaria especialmente en incendios y también las preventivas de vigilancia y protección en pruebas deportivas o en otras actividades culturales o de tiempo libre e incluso las actividades formativas del servicio.

La realidad es que se liquidan pocas tasas y se cobran menos, y en algunos casos se plantea sólo para casos en los que se da “negligencia” o mala intención del responsable y no se genera para la totalidad de los servicios que se prestan. En algunos ayuntamientos la previsión presupuestaria por este concepto es de un 5% de los ingresos totales.

En este sentido hay que indicar las importantes reticencias (especialmente de los responsables políticos de los servicios), por otra parte lógicas, de hacer soportar al ciudadano la carga de estos servicios, que supondría una medida “muy poco popular”, pero el aspecto clave a considerar es que a medida que el nivel de aseguramiento de los bienes va en aumento en nuestro país, muchas de estas actuaciones podrían estar cubiertas por estos seguros. La intervención en incendios, inundaciones y derrumbes en el hogar, oficinas e industrias y en accidentes de tráfico (rescate y salvamento) constituyen una parte muy importante de las actuaciones de los bomberos y se conoce que un porcentaje muy elevado de los mismos pueden tener cubierto los gastos que se originan en estos servicios. 1 

Muy recientemente están apareciendo intentos de cobrar otros servicios como es el caso de Cataluña que a finales del año 2008 determinó2  como hecho imponible de la tasa la prestación de servicios por los bomberos de la Generalidad de Cataluña los accidentes de tráfico (sin condicionantes) y el rescate y salvamento de personas (aunque en este caso continua condicionado a si tiene lugar en zonas señaladas como peligrosas, si las personas rescatadas o salvadas no llevaban el equipamiento adecuado para la actividad o si la persona que solicita el servicio lo hace sin motivos objetivamente justificados).

En este sentido es interesante estudiar el sistema de funcionamiento del servicio sanitario de emergencia extrahospitalaria, que no presenta diferencias significativas con un servicio de bomberos en este aspecto, pero tras la realización de cualquier servicio se orienta decididamente a la facturación del mismo (especialmente en los casos que se sabe que los daños están asegurados en la mayoría de casos, como los accidentes de tráfico). Los 061 o similares están dotados de la estructura jurídica y administrativa necesaria para hacerlo, cuentan con la experiencia y el soporte de los servicios económicos autonómicos. Incluso anualmente disponen de un foro estatal donde se homogeneízan o unifican los precios a cobrar (básicamente a las aseguradoras) por los servicios de los diferentes recursos que emplean (ambulancia medicalizadas, medios aéreos, etc.)

  

Contribuciones especiales

La liquidación y el cobro por este concepto no se realiza por el sistema que se ha explicado de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales de repercusión a las compañías aseguradores en función de las primas que cobra en el territorio, ya que se canaliza habitualmente a través de un concierto con la Gestora de Conciertos para la Contribución a los Servicios de Extinción de Incendios (de UNESPA Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras). Ha habido algunos intentos de liquidar directamente a las aseguradoras pero han fracasado. Es conocida la dificultad de conocer las compañías que tienen asegurados por incendio, multirriesgo o combinado del hogar y las primas que tienen en un territorio concreto.

Pero también es cierto que en materia de seguros existen antecedentes importantes que han mejorado la información que disponen las administraciones públicas. En el 2007 entró en vigor el Registro Único de Seguros de Vida, que cuenta con una base de datos de más de 50 millones de pólizas y cuyo objetivo es que ninguna póliza se quede sin cobrar por desconocimiento de los herederos del fallecido. 

También se creó hace unos años el Fichero Informatizado de Vehículos Asegurados (FIVA), al cual todas las entidades aseguradoras envían diariamente las variaciones (altas y bajas) de los vehículos asegurados en su cartera, que se estableció en España para controlar la suscripción del Seguro Obligatorio de Responsabilidad por Circulación. De la misma manera parece posible que exista una obligación similar para las compañías en los ámbitos que ahora nos ocupan (incendio, etc.)

Se observa pues que se han producido avances con datos aún más complicados, que desde luego requieren la implicación de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones del Ministerio de Economía y Hacienda y de las asociaciones que velan por los intereses públicos locales (FEMP) o de las profesionales del ámbito de bomberos o de emergencia.

La realidad es que cada vez que finaliza en algún servicio de bomberos el concierto con UNESPA (cada dos, tres o cuatro años) se produce habitualmente un “proceso de negociación” y en ocasiones las cantidades que reciben son sustancialmente diferentes (normalmente y hasta ahora más elevadas que el anterior concierto). Por lo que se ha podido analizar y en un análisis no exhaustivo las aportaciones de UNESPA pueden rondar un 5% del presupuesto anual del servicio.

 

Financiación de empresas privadas

No existe hasta ahora una tradición en España de buscar y obtener recursos de las empresas privadas (partenariado o mecenazgo) para la realización de actividades en los servicios de bomberos que redunden en el beneficio de la comunidad general. Existen algunas iniciativas pero son escasas y por montantes económicos no muy importantes.

Es fundamental diseñar proyectos o programas “vendibles” y sugerentes para las empresas e identificar aquellas compañías que (por su afinidad de negocio, sector o interés comercial) puedan tener interés en dar soporte económico a los mismos. Las iniciativas pueden estar situadas en el ámbito de la prevención y la divulgación pero también en el establecimiento de medidas de recursos operativos o de intervención.

Esto es especialmente interesante en estos momentos que el ámbito de la Responsabilidad Social Empresarial o Corporativa es un elemento en alza, en el que muchas empresas tienen la necesidad de realizar acciones concretas.

Comparte:
  • Print
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Google Bookmarks
  • PDF
  • RSS
  • email
  • del.icio.us
  • Digg
  • Add to favorites
  • Twitter
  • Yahoo! Buzz
Scridb filter
  1. Se estima por UNESPA que unos 15 millones de viviendas en España tienen seguro de hogar, aunque puede haber 9 millones más que no dispongan del mismo. Se calcula que sólo un 3% de vehículos circulan en España sin el Seguro Obligatorio, según campañas específicas realizadas por la DG de Tráfico y según declaraciones del Director General del Consorcio de Compensación de Seguros. []
  2. Ley 16/2008, de 23 de diciembre, de medidas fiscales y financieras de Cataluña que modifica el Decreto Legislativo 3/2008, de 25 de junio, por el que se aprueba el Texto refundido de la Ley de tasas y precios públicos de la Generalidad de Cataluña. []

Un pensamiento en “OPINIÓN: Financiación de Bomberos (II). ¿Qué está pasando?

  1. Pingback: OPINIÓN: Financiación de Bomberos (y III). ¿Qué se podría hacer? – Jaime Tovar & Gabinet de Perspectiva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.