La delincuencia se redujo un 3,7% en el año 2009

Fecha: 09/03/10
Fuente: MIR

[print_link]

 

En 2009, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado registraron 1.777.465 delitos y faltas, 80.731 menos que el año anterior. Esta evolución ha permitido que la tasa de criminalidad se sitúe en 45,8 infracciones penales por cada mil habitantes, 1,8 puntos menos que en 2008 (47,6) y 6,3 puntos por debajo del máximo histórico de 2002 (52,1). Es la tasa de criminalidad más baja desde el año 2000, cuando se registraron 45,9 infracciones por cada mil habitantes.

La evolución de las cifras de criminalidad el año pasado permitió a España mantenerse como uno de los países más seguros de la Unión Europea, con una tasa de criminalidad 23,3 puntos por debajo de la media de la UE (69,1) y muy lejos de países como Suecia (120,6), Bélgica (96), Reino Unido (91,4) o Alemania (74,4).

La diferencia sería aún mayor si se excluyeran de la tasa de criminalidad los delitos contra la seguridad vial que entraron en vigor en 2008 y que han hecho que los delitos de este tipo se hayan incrementado un 163% desde 2007 y hayan pasado de 18.515 a 48.689 en 2009. Estos delitos tienen una fuerte influencia en la estadística, y especialmente en la tasa de criminalidad, que se reduciría a 44,5 infracciones por cada mil habitantes si se excluyeran.

Descienden los delitos y las faltas

En 2009, el conjunto de las infracciones penales más importantes (delitos contra la vida, la integridad y la libertad de las personas y contra el patrimonio, junto a las faltas de lesiones y hurtos) descendió y pasó de 35,1 de estas infracciones por cada mil habitantes en 2008 a 33,2 el año pasado. El descenso acumulado desde 2002 (40,5) alcanza los 7,3 puntos. En porcentaje, las infracciones incluidas en los cuatro indicadores mencionados descendieron un 5,5%.

Este descenso ha sido posible gracias al buen comportamiento de los delitos contra el patrimonio (-7,4%), las faltas de hurto (-5,1%), y las faltas de lesiones (-1,7%) y los delitos contra las personas, que se mantuvieron estables.

La violencia de género modera su crecimiento y caen los asesinatos

Así, el año pasado los delitos contra las personas mantuvieron estable su tasa en 2,7 por cada mil habitantes. A esta evolución contribuyó el incremento del 2,8% en los delitos de malos tratos en el ámbito familiar (la mitad de lo que aumentaron en 2008) y el importante descenso del 2,7% en el resto de los delitos contra la vida, la integridad o la libertad.

Especialmente significativo es el descenso de la tasa de homicidios dolosos y asesinatos desde 2,61 por cada 100.000 habitantes en 2008 hasta 2,36 en 2009, una cifra muy alejada del máximo histórico registrado en 2002 (3,23). En términos absolutos, en 2009 fueron asesinadas 315 personas, 51 menos que en 2008 (366).

Caen todos los delitos contra el patrimonio

En cuanto a los delitos contra el patrimonio, su descenso en 2009 alcanzó un 7,4%, lo que permitió que su tasa por cada 1.000 habitantes se redujera 1,2 puntos, desde 16,9 en 2008 hasta 15,7 el año pasado, cifra muy alejada de los máximos históricos registrados al comienzo de la década.

Por delitos específicos, es significativo el descenso de los delitos de robo, que han caído 8 décimas hasta 10,2 robos por cada 10.000 habitantes, y los robos con violencia, que han caído 1,6 puntos hasta situarse en 15,9 delitos de este tipo por cada 10.000 habitantes. El descenso acumulado desde el máximo histórico de 2001 (27) supera los 11 puntos. Igualmente, han seguido bajando los tirones en la vía pública, los robos con fuerza en viviendas y las sustracciones de vehículos.

También se reduce la pequeña delincuencia

La evolución de la criminalidad se completa con las faltas de lesiones y de hurtos, que reflejan el comportamiento de la pequeña delincuencia y que representan casi el 45% de las infracciones conocidas por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Tanto las faltas de lesiones (que pasaron de 2,08 por cada 1.000 habitantes a 2,04) como contra el patrimonio (13,4 por cada 1.000 habitantes en 2008 y 12,8 en 2009) cayeron el año pasado.

Más policías y guardias civiles, más eficacia

El buen comportamiento general de la cifras de delincuencia se explica en gran medida por la continuada mejora de las tasas de eficacia de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que el año pasado alcanzaron otra vez su mejor nivel en la última década.

Durante 2009, la Policía y la Guardia Civil esclarecieron 341.632 delitos, lo que sitúa la tasa de esclarecimiento en un 40,5%, frente al 38,3% de 2008. Desde el mínimo registrado en 2001 (25,9%), la tasa de esclarecimiento ha aumentado 14,6 puntos.

Un comportamiento similar ha tenido la tasa de detenidos, que en 2009 llegó a 173 arrestos por cada mil infracciones penales conocidas, 14 más que en 2007 y 63 más que en 2003. En total, el año pasado fueron detenidas 307.730 personas.

Esta mejora de los indicadores de eficacia policial, especialmente intensa a partir de 2004, está directamente relacionada con el refuerzo de las plantillas policiales -que han crecido un 25,4% desde 2003 hasta contar con 148.850 agentes disponibles, 30.184 más- y con la recuperación del gasto en seguridad pública, que en 2010 vuelve a situarse en el 0,63% del Producto Interior Bruto alcanzado en 1996 tras caer a un mínimo del 0,49% en 2004.

Gracias a estos refuerzos de agentes y de presupuesto, se ha multiplicado la capacidad investigadora de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Si en 2003, detectaron y persiguieron 84 delitos de pornografía infantil, el año pasado fueron 1.087. A ellos se suman los 264 delitos de corrupción de menores detectados en 2009 (112 en 2003) por las investigaciones de la Policía y de la Guardia Civil. Estas investigaciones permitieron la detención de 621 personas (443 por delitos de pornografía infantil y 178 por corrupción de menores).

Por otra parte, los refuerzos han permitido una mejora de la labor preventiva que realizan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que se refleja en las actas por posesión y consumo de drogas. Durante el año pasado, la Policía y la Guardia Civil practicaron 357.281 actas de este tipo, 58.313 más que en 2008 (19,5% más). El incremento acumulado desde 2003 alcanza el 143,2%.

En cuanto a las actas por posesión de armas u objetos peligrosos, en 2009 se produjo un incremento del 17% respecto al año anterior (67.170 frente a 57.504). Desde 2003, cuando se levantaron 20.262 actas de este tipo, el incremento acumula un 231,5%.

Los ciudadanos perciben la mejora de los niveles de seguridad

Los avances en los niveles de seguridad en los últimos años son apreciados por los ciudadanos. De acuerdo con el último Barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), de enero de este año, sólo el 8,1% de los ciudadanos perciben la inseguridad ciudadana como el principal problema de España; en los años 2002 y 2003, esa cifra ascendía a un 22% de media.

De la misma forma, los ciudadanos españoles se sienten más seguros que el resto de los ciudadanos europeos. Según refleja el último Eurobarómetro, realizado en otoño de 2009, el 11% de los ciudadanos españoles percibe la delincuencia como un problema en el país, un porcentaje alejado de la media de la Unión Europea (19%) y muy por debajo de países como Dinamarca (39%) o Reino Unido (36%).

 

La delincuencia en el territorio donde actúan el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil se redujo un 3,7% en el año 2009, según los datos del balance de criminalidad y delincuencia que el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba ha presentado hoy en el Congreso de los Diputados. Con estos datos, a finales del pasado año la criminalidad alcanzó su nivel más bajo desde el año 2000.

Balance sobre criminalidad y delincuencia de 2009

En 2009 se registraron en el territorio donde actúan la Policía y la Guardia Civil 45,8 infracciones por mil habitantes, frente a las 69,1 de la media de la Unión Europea

Las infracciones penales se reducen por la caída de los principales indicadores, especialmente de los delitos contra el patrimonio y las faltas de hurto

Las tasas de delitos esclarecidos y de detenciones siguen mejorando tras el refuerzo de las plantillas policiales con 30.000 nuevos efectivos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.