OPINIÓN: a vueltas con los directivos públicos

Os invito a leer un interesante artículo de Tino Fernández, publicado en expansion.com el 04.02.2011

Se titula: ¿Iría Pablo Isla al Ministerio de Fomento?

Interesante reflexión sobre las claves del escaso trasvase  directivo del ámbito privado al público, motivado según el autor por la inflexibilidad en el acceso y salida, retribuciones diferentes, escasa valoración pública de los puestos en la administración, etc. Pero el principal problema es que aún hay un importante cantidad de puestos directivos o gerenciales que se nombran con criterios de confianza política (en algunos casos casi exclusivamente), e incluso esta prevalece sobre la cualificación o las habilidades directivas, y este aspecto es un elemento que retrae a muchos directivos de empresas privadas a introducirse en el sector público.

Cuando realmente eso no debería ser un problema, ya que existe en el sector público y la administración un espacio claro para «los políticos» (absolutamente necesario) y otro para puestos «directivos». 

Pero como hemos comentado en otras entradas anteriores algo se está moviendo en la administración pública española con la figura del «directivo público» que surge del EBEP. Esperemos que su regulación no se demore demasiado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.