Un ‘S.W.A.T.’ para Alicante

24/02/2011

elmundo.es (Comunidad Valenciana)

El Ayuntamiento de Alicante ha puesto en marcha el Grupo Operativo de Intervención Rápida (GOIR) de la Policía Local de la ciudad compuesto por 17 miembros, quienes forman un grupo policial de «alta cualificación que va a servir de apoyo al resto de unidades para poder atender, de forma inmediata, las reclamaciones de los ciudadanos allí donde no pueda intervenir un único coche patrulla«, según ha informado el consistorio.

La alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, ha presentado este miércoles el GOIR de la Policía Local, en un acto celebrado en la plaza del Ayuntamiento con la asistencia de autoridades civiles y militares.

«Con esta nueva unidad pretendemos reforzar un servicio que ya se prestaba, pero que ahora va a ser desarrollado por un grupo de personas que ha recibido la formación específica que era necesaria para acometer un trabajo con igual profesionalidad, pero con una preparación más especializada», ha indicado Castedo.

En este sentido, un curso, dirigido a mejorar las cualidades individuales y colectivas de los miembros de la unidad, ha capacitado a los agentes para actuar de forma eficaz y coordinada y se ha realizado desde el punto de vista tanto físico como psicológico y técnico.

El concejal de Seguridad Ciudadana, Juan Seva, ha resaltado que la creación del GOIR se enmarca en el proceso de modernización de la estructura policial con el objetivo esencial de atender las nuevas demandas de los alicantinos.

Así, el edil ha explicado que «hay que tener en cuenta que los requerimientos y atenciones diarias que recibe la Policía Local son de todo tipo, con una media de 500 llamadas diarias, desde las relacionadas con aspectos de urgencia o emergencia de seguridad ciudadana, hasta los que obligan a actuar de punta de lanza de intervenciones de otro tipo».

Atención vecinal

La nueva unidad está integrada por un total de 17 agentes, cuya misión principal es la de apoyar a la unidad de Atención Vecinal en las intervenciones que, por su peligrosidad o número de personas implicadas, así lo requieran.

En este sentido, algunas de las funciones básicas de esta unidad son la presencia preventiva en aquellos lugares de especial conflictividad y controles antidroga, el apoyo a otras unidades del cuerpo y a otras de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en el mantenimiento del orden en grandes concentraciones humanas y las tareas de control y seguimiento en el cumplimiento de ordenanzas, bandos y demás disposiciones municipales.

Asimismo, las funciones se completan con la prestación de auxilio en los casos de catástrofe o calamidad, han apuntado desde el consistorio alicantino, que ha añadido que en la unidad se integra un guía canino con su correspondiente perro-policía adiestrado en detección de sustancias olorosas, como drogas o explosivos, y en intervenció.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.