Consejos pre-laborales a los jóvenes

Ahora que andamos el grupo de amigos ya cuarentones o más en ese momento en que nuestros hijos están adoptando decisiones (o a punto de hacerlo) muy importantes para su futuro profesional, al leer el post de Virgilio Gallardo:

10 formas de enfrentarse al cambio y a la incertidumbre

se me ocurre aconsejarles (?) a esos jóvenes que la clave de su fututo (profesional y también personal) está en:

  • ser curios@s
  • empeñarse en hacer que las cosas sucedan (empezando por las de ahora, del día a día)
  • descubrir que lo importante no es sólo saber, es compartir
  • mejorar las habilidades sociales, de comunicación y la “inteligencia emocional”.
  • ser humilde (el cerebro nos prepara así para aprender).
  • averiguar quién queréis ser  (y no os preocupe que eso os lleve algunos años; yo, por ejemplo, aún estoy en ello), pero intentarlo.

Entre no cambiar, adaptarse a los cambios o provocarlo, mejor que apuestes por lo último (es lo más difícil, eso sí).

Y el mejor idea de @virginiog:

  • Si quieres un trabajo que te guste, lo más seguro es que tengas que crearlo tú, crea las circunstancias. No esperes.

El marco laboral vuestro no va a ser como el nuestro. Ya no habrá empresas con puestos o trabajos esperando a que lleguéis vosotros, no. Se ocuparán y desarrollarán más fácilmente aquellos jóvenes bien formados, que lleven (debajo del brazo) “su” trabajo, su idea y su ilusión, y que sepan presentarlo y contagiar a los otros.

Tenéis un complicado reto, si. Pero es también una apasionante aventura. Ánimo.

Comparte:
  • Print
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Google Bookmarks
  • PDF
  • RSS
  • email
  • del.icio.us
  • Digg
  • Add to favorites
  • Twitter
  • Yahoo! Buzz
Scridb filter

6 pensamientos en “Consejos pre-laborales a los jóvenes

  1. Interesante comentarios de M. Antonia, Nina, Lucia, Julia y Margot. En todos se aprecia un aire de positivismo y esperanza.
    Coincido con que las mujeres vais a saber desenvolveros mejor en este nuevo escenario de “austeridad” y limitaciones (por vuestra historia de continuas trabas que habéis encontrado).
    Al leerlos reforzaba la idea de la importancia de que nuestros jóvenes tengan la mentalidad y la formación emprendedora: tanto en el sentido clásico de emprendedor-empresario-autónomo-free lance, como en el ahora denominado intraemprendedor (dentro de la propia empresa u organización).
    Gracias por vuestras aportaciones.

  2. En primer lugar decir que estoy totalmente de acuerdo con los comentarios precedentes sin embargo mis expectativas para el empleo juvenil en la actualidad son desoladoras.
    La realidad es la que es. Hay muchas circunstancias que han influido en nuestros jóvenes, y lo digo desde la perspectiva de mujer, madre y trabajadora, dentro y fuera de casa. Les hemos legado un presente más cómodo que el tuvimos los de mi generación, con sus ventajas e inconvenientes, en unos aspectos se ha ganado y en otros, se ha perdido pero ciñéndonos al aspecto laboral, tendrán que adaptarse a los cambios y ser más imaginativos, acuñar una serie de valores de respeto a tus compañeros de equipo, desterrar rígidas jerarquías, y, sobretodo, adaptación a la idea de temporalidad del trabajo y a las nuevas tecnologías.
    Un saludo

  3. Lo peor es que no van a tener grandes ayudas. Creo que deberán buscar un equilibrio entre trabajo e imaginación, mucho, mucho trabajo y una dosis de imaginación para buscar algo mejor, porque se han roto o se están rompiendo los esquemas anteriores.

  4. Sí q es verdad, no nos va a quedar otra alternativa q innovar, pero como no nos ayuden con subvenciones va a estar difícil.
    Un saludo familia

  5. Muy bien todas y cada una de las reflexiones, ciertas y además esperanzadoras.
    Deseo que nuestros “jóvenes” cambien si no todo si muchas cosas, hace falta además de necesario, tengo la sensación de que hemos llegado a un punto en el cual no encontramos o no sabemos que hacer para avanzar, por eso mi esperanza en estas nuevas generaciones , “ánimo” y pa lante siempre, ( a mi últimamente me dicen, que no mire atrás) los retos ,son los que después te haran sentir satisfecho del trabajo realizado sea cual sea el ámbito en el cual lo logres, tanto personal como profesional…tengo la esperanza y certeza de que nuestros jóvenes lo conseguirán… Adelante pues, el esfuerzo ,seguro tendrá su recompensa.
    Ánimo ,para esa aventura que emprendereis y para ese futuro que siempre hemos pensado y querido para vosotros.

  6. Interesante reflexión.
    Nuestros padres tuvieron que trabajar por necesidad. La mayoria ni siquiera pudo plantearse estudiar. Las mujeres a casarse y en casa.
    A nuestra generación nos inculcaron que debíamos estudiar para conseguir un trabajo y un estatus mejor. Y las mujeres nos incorporamos al mercado laboral.
    Nuestr@s hij@s estudiarán porque si no estan formad@s directamente no entraran en el mercado que cada vez es más limitado. Ya no les bastará con formarse para elegir un trabajo que les estará esperando.
    Ell@s, con sus habilidades, tendrán que provocar que les contraten o, por el contrario, como bien has dicho, deberán ser creativ@s y proponer nuevos oficios, nuevos puestos a medida de su perfil y formación y saber crear la necesidad del mismo. Me parece mucho más emocionante y atractivo el reto. También más difícil y complicado. Pero son jovenes “pero sobradamente preparad@s” y pueden hacer lo que se propongan. Permitanme decir que las mujeres lo tendrán más fácil. Estamos más acostumbradas a luchar, a los retos y a crearnos e inventarnos para sobrevivir ;). Feliz día de del ¿trabajo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.