Turismo y Seguridad en Magaluf: conocer, debatir, decidir y actuar

Tras un verano intenso está abierto un debate sobre los problemas, especialmente relacionados con la seguridad, que surgen cada año en algunas zonas maduras de nuestra isla, especialmente Magaluf y Punta Ballena. ¿Qué se podría hacer al respecto? . Las siguientes reflexiones quizás podrían aplicarse a otros destinos de nuestra C.A. o del Estado (St Antoni de Portmany, Salou, etc.).

Especialmente este verano ha centrado el interés de los medios temas como las peleas o problemas de orden público, consumo de drogas, prostitución, ruidos y molestias, balconing, intoxicaciones etílicas, etc. No creemos que haya sido un año diferente a otros, pero la emisión de programas de TV en Inglaterra y fotos o videos publicados en las redes sociales lo han provocado, y eso es una realidad que me temo que aumentará en los próximos tiempos.

Seguramente un experto en turismo podría definir y caracterizar perfectamente el tipo de turista: joven, británico, interesado en alcohol, sexo, música, etc.

En mi opinión, en primer lugar, lo importante sería conocer y analizar exactamente:

  • ¿Cuántos turistas de esta tipología llegan a Magaluf?, y los pusiéramos en relación con el resto que llegan al Municipio o la isla
  • ¿Cuál es el gasto medio de este tipo de turista?, y lo comparáramos con el de otros
  • ¿Qué “beneficio” medio  aporta al ámbito privado empresarial este tipo de turista?, diferenciando sectores claves (hostelería, bares y discotecas, comercio, etc.)
  • ¿Qué “beneficio global” aporta este turista?, sumando a los anteriores los gastos en recursos públicos. Por ejemplo en el área de seguridad es obvio que está exigiendo un importante esfuerzo policial, que para otro tipo de turismo no se produce.
  • O lo que es lo mismo: ¿cuántos negocios dan cobertura a este tipo de turismo?, ¿de qué sectores?, ¿qué facturación y beneficios producen?, ¿qué empleo y de qué tipo generan? ¿que impuestos a la hacienda pública?
  • Más difícil aún de cuantificar: ¿qué efectos colaterales o mediáticos provoca este tipo de turismo (noticias alarmantes, sensación de inseguridad, desvío de otro tipo de turismo, etc.)

Parece urgente realizar estos estudios para poder entrar en la fase de definición estratégica: ¿qué queremos hacer con ese tipo de turismo? ¿interesa a nivel empresarial o de un sector? ¿interesa a nivel general o público?. Si es el caso, ¿es posible imaginar Punta Ballena o Magaluf con otro tipo de turista? (como por ejemplo el de Peguera o el de la cercana Palmanova).

Para contestar a estas preguntas es evidente que habría al menos dos grupos de interés: el general (en el que las administraciones públicas tienen que llevar la “voz cantante”) y el empresarial. Éste, a su vez, tiene dos vertientes: el grupo que “vive” de estos turistas (algunos hoteleros, bares, discotecas, etc.) y el grupo de los que son neutros o incluso “sufren” sus consecuencias.

Como cada año aparecen personas, colectivos, administraciones que dicen que “ya está bien”, “esto no puede seguir así”, “hay que cambiar”…

Noticia sobre el desmadre de Punta Ballena UH

Algunas administraciones están tratando de poner manos a la obra. Como siempre la más próxima al ciudadano, la local (en este caso el Ajuntament de Calviá), es la que da un paso adelante.

Noticia diariodecalvia.com sobre medidas del Ayuntamiento para Punta Ballena

Curiosamente la competencia de seguridad pública es estatal, como sabemos. Pero ese es otro tema, del que habrá que ocuparse algún día.

Da la impresión que, con estas medidas que aparecen en la noticia anterior, abordamos el problema (básicamente con una mayor dotación de recursos públicos) tratando la “enfermedad” con analgésicos, y no la abordamos para combatirla de verdad, a fondo, ¿habría que aplicar antibióticos o incluso operar?.

Lo comento porque la realidad va por otra vía. Observad este vídeo de lo que se está ofertando hoy mismo en internet y las redes sociales para el verano 2014:

Video Magaluf Takeover 2014. Oferta para próxima temporada

Lo que se vende es muy distinto a lo que parece que se quiere para Magaluf, no?.

Resumiendo, para “resolver” el problema  lo que parece que se necesita es:

  1. Describir objetivamente la situación actual, conocer las ventajas y desventajas de este tipo de turismo (pero de verdad, con números), lo que provocará transparencia e información general que vendrá bien para las fases posteriores
  2. Debatir estos datos e iniciar un proceso de participación con los diferentes actores  (hoteleros, comerciantes, restauración, vecinos, administraciones implicadas, etc.)
  3. Adoptar una decisión lo más consensuada posible (siempre suele haber inevitables afectaciones personales o sectoriales por el bien del interés general)
  4. Y finalmente actuar y llevar a cabo lo que se decida al respecto.

Nadie dice que esto sea un proceso fácil, y existen dos importantes condicionantes:

  1. Requiere de un liderazgo decidido que debería surgir de la administración pública (cuál?), con el fin de contrarrestar los lógicos y lícitos intereses sectoriales que se están dando y se darán en todo este proceso (aún más confrontados en el futuro si no se aborda una solución rápida).
  2. Cualquier decisión que se adopte implicará un proceso a medio y largo plazo sobre todo, y es cierto que esto choca con estos tiempos en los que el cortoplacismo (en el ámbito empresarial y también en el político) nos condiciona especialmente.

En el fondo, se trata de debatir sobre si queremos seguir apareciendo como:camiseta magaluf

 o queremos ser otra cosa diferente.

Esto si que parece una “cuestión de Estado” para Calviá y estas zonas, no?.

Comparte:
  • Print
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Google Bookmarks
  • PDF
  • RSS
  • email
  • del.icio.us
  • Digg
  • Add to favorites
  • Twitter
  • Yahoo! Buzz
Scridb filter

Un pensamiento en “Turismo y Seguridad en Magaluf: conocer, debatir, decidir y actuar

  1. Pues yo lo veo más sencillo. Control policial. Evitar las aglomeraciones de gente que puede provocar desordenes. En el momento que la situación es dificil de controlar por falta de efectivos, o porque la población a controlar es excesiva y muy agresiva, a alguien se le ha ocurrido utilizar policia montada para dispersar?. Lo he visto en Amsterdam y es muy efectivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.