¿Qué pasaría si mañana no vinieran a trabajar los directivos?

Reading Time: 2 minutes

perros cooperandoReleyendo temas de dirección me vuelvo a encontrar un artículo escrito por Julen Iturbe-Ormaetxe @juleniturbe a principios del 2008 (hace ya más de 6 años) en su Blog de Consultoría Artesana en Red sobre la dirección:

Idea radical: Adiós a la dirección

Me recuerda la idea (con la que cada vez comulgo más) que el establecimiento y aprobación de un “organigrama” o reglas de juego organizativas (que tan bien y relajados nos deja en ocasiones) es la mejor manera de hacer que una organización empiece a compartimentarse y por lo tanto a decir cosas como “esto no es mío” o “no me corresponde”.

Julen,  con la exposición de esa idea radical provocaba la necesidad de reinventar en las organizaciones la manera de hacer las cosas de una puñ vez.

  • ¿Se justifican hoy en día algunas diferencias de estatus y retribución que tenemos en nuestras organizaciones?
  • ¿No están condicionando y limitando algunas “castas directivas” la generación de nuevas ideas y proyectos en las organización?
  • ¿No puede existir hoy en día (con el desarrollo de las TIC) otra forma de trabajar donde la colaboración y la transparencia sea realmente el motor de organizaciones abiertas y flexibles?

Sé que algunos directivos y responsables (también en el ámbito de las administraciones públicas) están orientándose ya a estas nuevas formas de trabajar y organizarse, pero ¡qué lento parece que va todo a veces!,

Y por eso… no se me quita de la cabeza, sigo dándole una vuelta: ¿Qué pasaría si mañana no viniera a trabajar los directivos de algunas organizaciones? ¿Qué pasaría? 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.