Los buenos productos al compartir

A través de Miquel Rodríguez me llega este magnífico ejemplo de producción de algo expontáneo, en colaboración.

¿Que nos puede aportar esto de ejemplo y moraleja para nuestras organizaciones?

Todo esto empieza por la “puesta a disposición” del piano por parte de los responsables de la estación. En nuestras organizaciones debería existir un contexto, un entorno fisico y cultural no sólo receptivo sino provocador (como en este caso) hacia la cooperación y “el compartir”.

No se ha establecido competencia (que no suele llevar a ninguna parte). La colaboración se ha producido por dos motivos: porque el joven que estaba tocando “ha aceptado” la entrada del otro, y también por la valentía de este último que se ha incorporado, que se “ha atrevido”.

Los resultados ya los vemos: una magnífica interpretación, éxito de público y en nuestras administraciones o empresas servicios más eficientes, melódicos y divertidos.

Vamos a probar y pensemos lo que tenemos que hacer para colocar “pianos” en nuestras organizaciones y crear el clima necesario para que surja la magia !.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.