Llegan las Rendiciones de Cuentas, pero ¿como toca?

Se habla mucho últimamente de la Rendición de Cuentas en las administraciones públicas. Aparece ahora como un segundo escalón de toda esa nebulosa que llamamos transparencia, y que algunos pensamos que es como el “patito feo” o la “cenicienta” de ese ámbito.

Técnicamente, diría que se rinden cuentas si se explica bien, de manera detallada y comprensible lo que se está haciendo, el porqué y lo que cuesta. Y (todavía más difícil) también debería ser explicado el impacto que ha tenido en la sociedad y la ciudadanía lo que se ha hecho (Evaluación de Políticas Públicas).

En nuestro Municipio (Calvià) hemos puesto en marcha una humilde experiencia:

#notequedesindiferente
http://noetquedisindiferent.com

campaña rendición de cuentas Calvià

En ocasiones vemos actos públicos de algunas administraciones que se denominan de manera rimbombante “de Rendición de Cuentas”, basados en un encuentro o reunión presencial con la ciudadanía, con mayor o menor participación, pero que realmente recuerdan más a eventos de marketing político o similar. Y no es bueno confundir lo anterior con la necesidad de comunicar e informar sobre la (buena) rendición de cuentas, ya que lo que se pretende es tratar de obtener la necesaria participación ciudadana, que como todos sabemos no es nada fácil conseguirla.

Los que se aproximan a estos aspectos desde el punto de vista técnico, conocen la administración y saben de la dificultad de obtener datos, ordenarlos, homogeneizarlos y sacar información hacia fuera en clave ciudadana, convendrán conmigo que la página “¿Qué hemos hecho?” de la web mencionada es la “madre del cordero”. Es la complicada de hacer, pero es la que genera valor real para la rendición. En nuestro caso incluye, por ámbitos de actuación, los programas y actividades, mediante unas fichas con detalles de trabajos realizados y nivel de ejecución.

Por otra parte hay que constatar que el abordaje de estas iniciativas es un elemento interesante para avanzar aún más en la mejora de nuestras organizaciones públicas. Produce unos efectos secundarios internos muy interesantes, por eso de releer-revisar los objetivos, los políticos hablan de “la mayor” por fin, se buscan y registran evidencias, se recapitula lo que se ha hecho, se habla en clave ciudadana, etc.

La rendición hay que entenderla, en nuestra opinión, como un proceso continuo, permanente, no basado sólo en los actos presenciales a la ciudadanía. Hay que mantener abiertos los canales en los que la ciudadanía puede preguntar y criticar lo que se está haciendo (porque se informa sobre ellos).

Respecto a eso, la representación de los resultados y los avances, andamos buscando algo más sólido y queremos soportarlo en una herramienta algo más potente que le dé continuidad y que permita seguir cualquier “planificación” que definamos, similar a lo que emplea la Junta Extremadura Cumple con algunas incorporaciones que creemos que la pueden mejorar aún más.

Tuvimos oportunidad de presentar nuestra experiencia en las IX Jornadas de Calidad y Modernización JOMCAL 2016 de Málaga.

Comparte:
  • Print
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Google Bookmarks
  • PDF
  • RSS
  • email
  • del.icio.us
  • Digg
  • Add to favorites
  • Twitter
  • Yahoo! Buzz
Scridb filter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.