Transformación digital en las administraciones ¿Una exigencia utópica?

No sé que tiene @XavierMarcet, pero sus escritos, siempre interesantes, producen el efecto inmediato de estimularnos y provocarnos a muchos ideas y derivadas de sus propuestas.

Es el caso de su artículo sobre transformación digital en las organizaciones: El cambio cultural de la empresa“, publicado en La Vanguardia. Me ha sugerido algunas reflexiones para los que estamos con el lío de las organizaciones públicas. Resulta interesante tratar de trasladar esas ideas a nuestro mundo. Pensemos en ello.

En nuestro sector, eso de la necesidad de desaprender es aún más necesario. Y hemos de reconocer que debido a nuestra propia naturaleza, hacer las cosas de otra forma a como lo hemos hecho siempre, es muy complejo.

El autor hace una interesante sugerencia con las agendas personales o individuales de cambio. Estaremos al tanto en cómo se concretan estas fórmulas. La música suena bien. Especialmente para los directores, mandos o responsables, que son los que más lo necesitan, ya que la cadena empieza con ellos. Y sin ellos, y decididamente convencidos, no hace falta ni empezar, como plantea Marcet.

En una organización privada es complicado que un directivo o mando intermedio continúe mucho tiempo en la empresa si no está alineado con una estrategia clave de la alta dirección (como puede ser, por ejemplo, el avance en la transformación digital). En cambio en la administración pública eso puede ocurrir, sin demasiados problemas. Y no existen mecanismos para evitarlo, al menos fácilmente.

Ahora nos estamos dando cuenta que la publicación de las nuevas leyes 39 y 40 no constituyen garantía de avance hacia el nuevo escenario que proponen: básicamente de las nuevas formas de relacionarse con la ciudadanía y de colaborar entre administraciones.

Muchas organizaciones púbicas están siendo ineficaces al implementar la transformación digital. El problema inicial radica en que se concentran en llegar únicamente a la “Administración Electrónica” (concepto de alta carga de tecnología y si acaso de tintes jurídicos).  Y ésta no se alcanzará si no se produce la transformación digital, que es más general e integral, y que incluye más cosas. Entre otras, eso que nos ocupa ahora de la cultura.

Realizando una versión libre del dicho de Peter Drucker que menciona Marcet:

La (burocrática) cultura organizativa (de la administración) se zampa (antes) del desayuno a la estrategia (de la transformación digital).

Eso es una realidad extendida. Por dos motivos: por los problemas de cambio cultural que hemos comentado antes y, además porque en la administración eso de la estrategia (bien armada y definida), en bastantes casos, no está ni se le espera.

Lo esperanzador es que existen experiencias y prácticas que nos dicen que es posible avanzar. Por ejemplo, el Ayuntamiento de Gijón detectó antes el problema y llevan trabajando hace tiempo el cambio cultural de los trabajadores públicos y de los ciudadanos, en ese caso con un Plan Extraordinario e Integral de la Transformación Digital.  Hasta el nombre es bonito 😉

Comparte:
  • Print
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Google Bookmarks
  • PDF
  • RSS
  • email
  • del.icio.us
  • Digg
  • Add to favorites
  • Twitter
  • Yahoo! Buzz
Scridb filter

2 pensamientos en “Transformación digital en las administraciones ¿Una exigencia utópica?

  1. Pues si, es más grave cuando se juntan las dos debilidades que comentas. Da que pensar, si se da en áreas tan delicadas como las que comentas. Puede tener que ver con las prioridades políticas?.
    Gracias por pasearte por aquí, Joana.

  2. Como siempre acertado, Jaime. Gracias por compartir. Curiosamente en muchas de las organizaciones deficitarias de personal adolecen también de más falta de “acompañamiento” digital, especialmente en el área de servicios sociales y justicia.
    Da que pensar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.